¿Por qué es más difícil frenar las noticias falsas en WhatsApp que en Facebook?

¿Por qué es más difícil frenar las novedades falsas en WhatsApp que en Facebook?

 

 

Facebook se tomó muy seriamente su misión de remover de la interfaz algún rastro de novedades falsas o engañosas. Son muchas las utilidades que ha publicado durante 2017 para contribuir a los individuos a que identifiquen cuándo están frente una fuente confiable y cuándo no. No obstante WhatsApp, una de sus apps hermanas, sigue con el mismo inconveniente y de manera creciente.

La información está más compartimentada en WhatsApp que en otras interfaces, por lo cual los individuos tienden a ofrecer por algunos los mensajes

WhatsApp fué territorio de bulos prácticamente desde sus inicios. Las archiconocidas cadenas de correo electrónico que pronosticaban una muerte segura a quien no pasara el correo electrónico a otros 10 contactos, tan populares en los inicios de Internet, también llegaron a WhatsApp con una fachada semejante.

¿Cómo detectar en WhatsApp cuando un mensaje de inminente ataque terrorista en una enorme localidad es mentira o verdad? Agencias antibulos y fact-checkers, o comprobadores de hechos, afirman que desde meses atrás el descontrol en WhatsApp no para de incrementar.

La aplicación, con más de mil millones de individuos, acoge novedades falsas de las pasadas selecciones en Alemania, de lo que pasó en Cataluña o de falsos raptos en Brasil. Los profesionales no tienen idea con seguridad cómo frenar el avance de las falsas novedades. Los mensajes están encriptados, los grupos no tienen la posibilidad de sobrepasar los 256 contactos y la información está más compartimentada que en Facebook o Twitter.

Los propios trabajadores de WhatsApp se combaten con inconvenientes semejantes en el momento de frenar bulos que afectan a la compañía, como que WhatsApp será de pago, o que los emojis cambiarán de color si no se reenvía cierto mensaje a tiempo. En oportunidades, y hasta hoy, la opción más simple era asistir a otra comunidad, como Twitter, a preguntar sobre la situación en WhatsApp.

La actividad en oposición a los bulos corre en este momento a cargo de los propios individuos. Algunas organizaciones han desarrollado canales específicos a donde los individuos tienen la posibilidad de asistir para enviar imágenes, memes o comentarios que piensan falsos, para recibir la confirmación. Así, piden a los individuos que compartan en los grupos de donde viene esa mentira la verídica novedad o imagen, para asistir al resto de contactos a frenar la viralización de algo falso.

Chequeado en Argentina o Boatos en Brasil trabajan así. En España aún no hay grupos de fact-checking para WhatsApp. La cuenta de Twitter @malditobulo hace esa misma tarea, así que hasta que se configure una organización única para la aplicación de mensajería, es un óptimo referente. Sin embargo, los consejos que se aplican para Facebook, generalmente, tienen la posibilidad de también ser útil para lo que estamos por WhatsApp:

-Duda de todo: Antes que nada, hay que dudar de todo. Si lo que nos llega es un fácil mensaje, no tenemos la posibilidad de comprender a su creador por bastante que su nombre se muestre en el final del texto. Copiarlo y buscarlo en Google ayudará a entender, en pocos segundos, si ese personaje enserio ha anunciado o enunciado determinada cosa.

-Las fuentes importan. Varios individuos con ingreso a WhatsApp son personas superiores con poca integración digital que no cuestionan lo que leen porque la aplicación es un medio confiable, o la novedad llega de manos de un popular. Antes de reenviar hay que preguntar de dónde ha surgido la novedad. Son usuales los mensajes conspiranoicos sobre “un amigo de un amigo que es Policía Nacional” y que sabe de buena tinta que no se debe coger alguna línea de metro. Asistir, vía Twitter o Facebook, a fuentes oficiales despejará muchas inquietudes.

-Busca más referencias. Si la novedad es verdadera, varios más medios hablarán de esto, aunque no se muestre en sus portadas. Algunas recientes novedades sobre la actividad policial a lo largo de el referéndum catalán del 1 de octubre comenzaban comentando sobre abusos y vejaciones que ningún medio había informado.

Aunque queda bastante sendero por recorrer en oposición a las novedades falsas, tenemos la posibilidad de poner nuestro granito de arena tratando comunicar aquellas aclaraciones de las que estemos totalmente seguros.

¿Por qué es más difícil frenar las novedades falsas en WhatsApp que en Facebook? by Potencial Digital en Argentina

CONTACTO

Enviado con éxito

Enviando

©2018 PotencalDigital Desarrollo Web y Posicionamiento Web by GoDesign Desarrollo HTML5 y Diseño Responsive

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

A %d blogueros les gusta esto:
SEMrush